Más unidos que nunca…

Desde aquel día en que se anunció oficialmente la no participación en la Semana Santa del año pasado han ido discurriendo hechos que, de alguna forma, han incidido de directamente en nuestra formación.

Sin ánimo de extendernos, ya que no vamos a contar nada que no se sepa, aquella decisión desembocó en un proceso de reinvención de la organización que podía resultar en su disolución definitiva, o por el contrario, realizar un sobreesfuerzo para continuar, cueste lo que cueste, manteniendo los cimientos de la misma.

Siendo concienzudos y algo caprichosos, decidimos el camino más difícil: continuar luchando por esta empresa hasta lo que es en la actualidad. Y las conclusiones que sacamos de ello son claras: estamos más unidos que nunca, atreviéndonos a manifestar que es desde el momento en que se fundó la banda por allá en el año 2000.

Como no puede ser de otra manera, estamos en deuda constante con todos aquellos y aquellas componentes de la misma que hacen posible continuar hacia adelante. Por eso, y tras algunos años de receso en las actividades tantos musicales como lúdicas de la propia organización por motivo de la pandemia recientemente vivida y sus consecuencias directas en la organización, en el día 19 de noviembre se celebró la reunión anual que históricamente ha venido realizando la banda para agradecer, y aunque a veces no sea suficiente, a todos los miembros su saber estar, prestancia, constancia y resiliencia para mantener vivo este sueño llamado Cristo del Mar.

Por todo, queremos ponerles cara a través de la fotografía mostrada a los que, actualmente, están dando la energía necesaria para que este barco siga hacia adelante. Y todo ello sin olvidar una premisa básica que no podemos obviar: cada cual tiene sus circunstancias personales, profesionales, sociales y familiares que, en ocasiones, impiden una cómoda conciliación con las exigencias de la banda.

Naturalmente no están todos los que son, fueron, o serán, pero lo cierto es que son una muestra representativa de los luchadores y luchadoras que tenemos y hemos tenido en nuestras filas y que siempre han velado y han creído en este sueño de forma desinteresada y sin pedir nada a cambio, y que permiten que esta organización siga avanzando tal y como marca la historia.

Por lo que no podemos más que agradecerles el trabajo constante que hace este gran grupo de personas para seguir cumpliendo retos, gran grupo que, más que ello, es una gran familia.

Gracias, compañeros y compañeras.

Seguimos avanzando.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido!!